<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=133918948043031&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Arte cinético: tecnología y arte sustentables

Los shows de drones están presentes en festivales y zonas turísticas del mundo.

Por Uribe Schwarzkopf el 12/2/22 10:56 AM

Del fuego a la luz artificial. Hoy, gracias a la tecnología de cientos de drones, se puede hacer bailar luces en el cielo formando diseños únicos, en espectáculos de arte cinético que cautivan a ciudades enteras y, además, son menos contaminantes. 

Estas son las instalaciones lumínicas más llamativas de los últimos tiempos. 

 

Lloret drone festival  

Un espectáculo lumínico de gran formato se vivió en la bahía de Lloret, en Madrid, Cataluña y Reino Unido. 

Este 2022 se llevó a cabo su segunda edición. La primera, recibió un premio al mejor espectáculo de hasta 100 drones otorgado por la empresa europea UGCS

El baile de las luces de los drones fue visto por varios días. Se acompañó de música, lo que hizo más inmersiva la experiencia. 

Parte de la interacción del Festival, es instar a los espectadores a documentar el espectáculo. Para ello solicita que compartan la experiencia en redes sociales a través del hashtag #LloretDroneFestival. 

Las fiestas de la ciudad de Ibiza no se podían quedar atrás a la hora de crear una experiencia memorable. El show lumínico fue visible para los visitantes de la playa de Ses Figueretes. 

El espectáculo denominado ECO se inspiró en el mundo que habitamos y el valor que este merce. Por ello, las luces de cuentos de drones dibujaron imágenes del planeta tierra, una gran ballena y un ave fénix de fuego de alrededor de 100 metros. 

El espectáculo estuvo a cargo del Flock drone art de Barcelona. 

tecnología-arte-sostenible

 

 

Breaking waves en Hamburgo 

Por motivo del quinto aniversario de la Filarmónica de Hamburgo, el show lumínico Breaking waves alumbró la arquitectura de la zona dejando un recuerdo memorable en los espectadores. 

El show artístico estuvo a cargo de Studio Drift.  Se necesitaron 300 drones para elevar la obra al cielo y para que pueda ser vista desde cualquier ángulo. 

Breaking waves fue expuesta durante cuatro noches seguidas y contó con la colaboración del Museo fur Kunst and Gewerbe de Hamburgo. 

En estas instalaciones también se mostraron tres esculturas cinéticas alusivas al concepto principal. 

arte-tecnología-sostenible

 

Nueva llamada a la acción

Sigue navegando

Lado B

Suscríbete a nuestro Newsletter

 Busca tu Casa